DICTADURA EN LOS PLENOS DE VIGO

En el Ayuntamiento de Vigo soplan vientos de dictadura, así la última ocurrencia del bi-gobierno local es limitar la actuación en los plenos de los miembros del partido de la oposición, obviando de esta manera dos cosas fundamentales: que el Partido Popular es la fuerza política mayoritaria en el Ayuntamiento con trece concejales, o lo que es lo mismo la mayoría absoluta menos uno, y que le ha sacado un gran número de votos a los miembros del bi-gobierno, y en segundo lugar que como oposición le corresponde ejercer la acción de control del gobierno y que el pleno ordinario de la corporación mensual es este momento.
De todas formas este ejercicio de freno de la acción de la labor de la oposición en el Pleno no puede más que significar la magnífica labor realizada, y la molestia que supone a los miembros del gobierno el que se les haga trabajar en la búsqueda de argumentos para la defensa política de las mociones que los populares presentan.
18 minutos por moción, es decir se intenta limitar la labor de oposición en la defensa de sus mociones, sin previsión legal por otro lado, por cuanto la Ley prevé que los concejales puedan presentar mociones en los plenos pero no así prevé limitación temporal alguna en la defensa de las mismas.
¿Será que Caballero no quiere que le saquen los colores en el pleno? ¿Será que queda al descubierto que la oposición trabaja y el gobierno en ocho meses unas barcas? ¿No sorprende que el BNG que defiende la democracia participativa participe en la coartación de los tiempos de la oposición en los plenos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *