EL RETRASO DEL RELOJ, O DE LOS QUE NOS LLEVAN AL ATRASO

Nos quieren retrasar, una hora dicen, pero atrasar respecto del resto de España y de Europa. Arguyen motivos económicos, de ahorro de energía, pero lo que trasluce es la insolidaridad y el aislacionismo de una fuerza de corte nacionalista como en el conglomerado del BNG, que busca la nota de color o de distinción con el resto, y que en el fondo intenta diluir la tensión de la elección de la ejecutiva de la coalición, en propuestas digamos de corte mediático pero en el fondo inútiles.
Ahora, en el gobierno de la Xunta, a los del bloque les corresponde realizar una auténtica aplicación práctica de la acción política, tienen que ponerse de acuerdo con sus socios de gobierno y actuar como uno, con un solo objetivo la defensa de Galicia, su desarrollo, crecimiento y futuro, y lo anterior no es cuestión de retrasarnos una hora, si no de adelantarnos en el tren del progreso económico poniendo los cimientos necesarios para conseguir acabar la transformación que los gobiernos de Fraga supusieron para esta tierra, y eso no se consigue con echar hacia atrás la manecilla de un reloj, si no que hace falta trabajo, imaginación, pero sobre todo proyectos y liderazgo, y el gobierno del que participa el BNG no demuestra ni proyectos ni liderazgo, y así difícilmente convergeremos con Europa, y lo que es peor nos retrasaremos respecto del resto de España.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *