LIBERTAD, SEGURIDAD Y LEGALIDAD FORMAN UN TODO.

          Podríamos hablar de un concepto filosófico de la libertad, de uno jurídico e igual cada uno daríamos una definición. En muchas ocasiones se confunde libertad con libertinaje, libertad con hacer lo que nos venga en gana.

Justicia, Libertad y SeguridadDespués de los terribles sucesos del 14 de noviembre en París, y las medidas adoptadas por el gobierno socialista francés, se plantean ciertas dudas sobre el alcance del derecho a la libertad y sus limitaciones. ¿Se está limitando el concepto de “liberté” en Francia? Personalmente pienso que no, ciertamente nuestra libertad no es absoluta. Bajo mi punto de vista la libertad como concepto moderno tiene varias patas para su ejercicio que lejos de limitarla la refuerzan: la Ley y la Seguridad son patas de la libertad, ¿por qué? Porque en un Estado de Derecho (como pueden ser Francia o España) la libertad se encuentra afecta por la Ley, no hay libertad sin ley ni ley sin libertad, y encontramos en ese sometimiento la primera limitación, lo cual nos parece a todos razonable y no viene sino a reforzar aquello de que nuestra libertad termina donde comienza la de los demás, y sobre todo a respetar esa limitación por la convivencia y no creo pensemos que vivir ese estado de derecho suponga cercenar la libertad. Así la Constitución española nos somete a la misma y demás normas legales, y supedita a los poderes públicos promover las condiciones para el desarrollo de nuestra libertad para poder alcanzar su efectividad (quiere ello decir pues, que no nos encontramos ante un valor absoluto y si sometido a la legislación, lo cual es lógico teniendo en cuenta que, en la Ley, con la Ley y por la Ley se ejecuta esa libertad).

policias El otro elemento fundamental para el ejercicio de la libertad es precisamente la seguridad, lejos de verlo como algo ajeno a la misma, lo veo como parte integrante de la ella, porque solo sintiéndonos seguros de poder ejercer nuestros derechos, tendremos la máxima expresión de nuestra libertad en el siglo XXI. Así el apartado 1 del artículo 17 de la CE nos puede clarificar el tema cuando señala que “Toda persona tiene derecho a la libertad y a la seguridad. Nadie puede ser privado de su libertad, sino con la observancia de lo establecido en este artículo y en los casos y en la forma previstos en la ley”. Por ello corresponde a los poderes públicos garantizar nuestra libertad y seguridad, vamos que la legalidad se alimenta de la seguridad y ambas conforman la libertad y forman un todo, siendo conceptos complementarios y unívocos. Por ello ¿se puede hablar de recortes en libertad al aumentar la seguridad a través de la legalidad? Personalmente pienso que no, que hay una redistribución temporal de los elementos que conforman la libertad por el bien de la sociedad y de la propia libertad. Vamos que “liberté, de sécurité et de la légalité“. Una sociedad más segura, donde haya un mayor respeto a la Ley es sin duda una sociedad más libre, no menos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *