20N- A POR UN NUEVO ENTRENADOR.

Por fin se han convocado las elecciones generales. ¿Suficiente? Sinceramente creo que es el primer paso necesario. Abrir el melón de las elecciones, el que Zapatero se haya decidido a dar la “fecha”, sinceramente como ha comentado mucha gente, obligado por los mercados, pero bueno al final debemos extraer lo importante: los ciudadanos vamos a poder hablar.
Pero, como planteaba al principio, ¿es suficiente? No! Y, ¿por qué? Porque como ocurre en el mundo del fútbol debemos cambiar de entrenador, y también de jugadores, de forma democrática, a través de nuestros votos, pero hace falta ese revulsivo que es el que savia nueva se haga cargo del país. Que nuevas políticas aporten la dosis necesaria de confianza para que España salga del desastre y de la parálisis en que el PSOE de ZP no has colocado.
Los socialistas, siempre dicen que estamos inmersos en una crisis internacional y que de ahí parte la situación en que nos encontramos, y no es incierto, existe una crisis internacional, pero en España, unida a ella tenemos una grave crisis interna. La crisis del desempleo, somos 5 millones de españoles en situación de desempleo, y detrás de cada uno de estos españoles, existe una historia personal, un drama familiar, una situación en muchos casos de desesperación. También hemos tenido una situación de crisis institucional a todos los niveles, autonómico, local, judicial, lo cual evidencia una gran crisis de lo que es España.
Llegó el momento del cambio, el momento de la transformación, el momento del cambio de entrenador, para cambiar de manera definitiva, trascendente y definitiva la forma de juego de un país que necesita jugar con 11 jugadores, al ataque para marcar el gol definitivo a las crisis que inundan nuestra nación. Hoy por hoy sólo un partido ha demostrado tener capacidad para dirigir el equipo; sólo un partido ha demostrado -ya en el año 1996- tener las jugadas precisas para que España juegue en el camino de la victoria; sólo un partido, el Partido Popular es quien, con Mariano Rajoy como entrenador, de dirigir los próximos 4 años los destinos de la salida de la crisis. El día 20 de noviembre la responsabilidad de elegir el entrenador es de todos y cada uno de los ciudadanos con derecho a voto. No dejemos escapar la oportunidad que se nos presenta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *