VIRGENCITA, VIRGENCITA QUE NOS QUEDEMOS ASÍ…¡ERROR!

cccDe lectura obligada estos últimos días en los medios de comunicación la litigiosidad de mi ciudad, las necesidades judiciales y la confirmación de que judicialmente Vigo no es desde luego la 14 ciudad de España como lo es por población. Significativo es el titular de un diario regional ayer señalando que Vigo cuyos 34 juzgados resolvieron en 2014 más del 21% del total de asuntos que se solventaron en Galicia. ¿Ahora nos damos cuenta de la importancia judicial de la ciudad? Algunos venimos diciéndolo hace mucho tiempo, y reclamando para esta ciudad una EXCEPCIONALIDAD que debe llevar a otro tipo de organización judicial. No puede ser por ejemplo que en Vigo las 2 secciones de la Audiencia Provincial (5ª y 6ª) desplazadas en la ciudad estén colapsadas y tarden, en ocasiones, más de un año en dictar resoluciones, mientras que en Pontevedra tengan 4 secciones que resuelven en uno o dos meses los recursos que ante ella se ventilan. Debemos ir a una racionalidad de los servicios judiciales y sobre todo a que los medios estén donde se necesitan, no donde burocráticamente convengan. Fallos del sistema.

             Hubo una clara posibilidad de arreglar el tema que era la reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial, en la que se daba una vuelta a la organización, y en la que Vigo por no ser capital de provincia quedaba mal parada por no ser cabecera de Partido Judicial, pero que tenía una facilísima solución propuesta desde Vigo cual era reconocer la EXCEPCIONALIDAD DE LA CIUDAD y reconocerle la categoría de Partido Judicial con Tribunal de Instancia. Intereses políticos, y sobre todo poca altura política convinieron en el dicho aquel de “virgencita, virgencita que me quede como estoy…” y en vez de pelear por esa excepcionalidad hubo un consuno en retirar la Ley y que los partidos judiciales quedasen como están. Para mi desde luego la oportunidad perdida, porque de haber logrado (al igual que sucede con los Juzgados de lo Social) una división de la provincia en dos, habríamos logrado más medios materiales y humanos a la altura de esta gran ciudad. Esperemos que en algún momento primen los intereses ciudadanos por encima de otros y nos creamos lo que somos. Espero verlo. Por cierto también espero ver, de una vez, la Ciudad de la Justicia, porque a este paso cuando se construya la prevista desde 2005 tendremos que pensar en la siguiente, porque igual hasta nace pequeña y todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *