¡A REBUFO SOLO TRAGAS HUMO!

      motogo  Quiero ser breve en esta reflexión. Soy aficionado a las motos, al Mundial de MotoGp –que por cierto desgraciadamente este año no vemos en abierto por televisión- y hay dos formas de conducir: por un lado ir a rebufo de otros competidores, tragando sus humos, copiando sus estrategias y/o estratagemas, y por tanto arriesgándose a cometer sus errores; por el otro -como segunda opción- adelantar a tu oponente, situarse en cabeza y liderar –desde donde te toque- la situación.

        Personalmente, siendo más arriesgado el adelantar y asumir el papel protagonista de algo, creo que es más gratificante, y lo que es mejor, implica poder tomar tus propias decisiones sin tener que asumir las de los demás. Pues en política, como en la vida, hay que tomar decisiones y sobre todo saber que camino se quiere seguir, el del rebufo o el del liderazgo. Ayer por ejemplo, en el Pleno de la Corporación, tuvimos un claro ejemplo, una moción del grupo socialista pidiendo la retirada del anteproyecto de ley orgánica del poder judicial, petición a la que se sumó en toda su amplitud el PP de Vigo (como leemos en los medios de comunicación) cuando hemos mantenido la necesidad de una reforma de la justicia, anquilosada en el pasado, y eso sí el reconocimiento de la excepcionalidad de esta ciudad, también hemos mantenido no estar en contra de nadie, sino a favor de la defensa de los intereses de la ciudad por ello pedir que desaparezca el Tribunal de Instancia de Pontevedra, no conduce a nada y a una estéril guerra que potencia el regidor local. ¿Por qué este cambio de postura? La respuesta bajo mi punto de vista sencilla: por ir a rebufo. Si la moción se hubiese presentado por mi partido, o incluso si se hubiese liderado la convocatoria de una junta de portavoces para liderar una Declaración Institucional de todos los grupos, nos llevaría a una mayor coherencia y a llevar la iniciativa, a ser líderes de la ciudad y no ir a rebufo del alcalde. Como decía antes si vas a rebufo de alguien tragas mucho humo, te tapa la visibilidad y tienes más posibilidades de errar, mientras si vas delante, marcas los tiempos, tus circunstancias y sobre todo tienes aire limpio, visibilidad y coherencia en tus maniobras.

        Hace no mucho leí el libro de Alvaro González-Alorda titulado “Los próximos 30 años ¿y tú qué quieres ser espectador o protagonista?”. Me gustó, y no es una decisión fácil es algo así como ir o dejarse ir. Mi ciudad se juega mucho de su futuro en decisiones como la del Partido Judicial, Tribunal de Instancia. Ahí si se juega, no solo el futuro de los próximos 30 años, sino el crecimiento político, social, económico del Vigo del Siglo XXI. Meditemos pues si queremos liderar o ser liderados, si queremos marcar o ser marcados, si queremos ganar o que nos ganen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *