AYER NO FUE UN DÍA HISTÓRICO, Y SI HISTRIÓNICO.

5636055f737dcAyer tarde mientras nuestros representantes políticos se lo pasaban pipa en un día que los medios han calificado de “histórico” (evidentemente por el simple hecho de que no se había dado la situación con anterioridad, es decir que un candidatable fuese rechazado por 2ª vez) y que visto lo visto en los medios de comunicación, quizá habría que calificar de “histriónico” ¿por qué? Porque asistimos a un burdo teatrillo en el que ninguno de los líderes políticos pensó en clave de País, en clave de España, y al contrario lo hicieron en clave partidista, y cuasi electoral. Pues bien, como decía, estaba yo pasándolo bien departiendo con unas madres de mi hijo pequeño, y una de ellas me hizo una reflexión, movida por su vocación de educadora, que me lleva a pisarle aquellas reflexiones. Me decía que no entendía como en un momento en el que en los colegios les ponían en el camino de una educación colaborativa, en que por grupos alumnos de distinto nivel académico y capacidades se integraban para trabajar juntos y colegir resultados, y me preguntaba ¿por qué en el Congreso los diferentes partidos no eran capaces? ¿Por qué daban ese espectáculo de enfrentamiento casi infinito?

grupos_trabajoLa verdad ¿qué responderle? Tiene razón hasta la fecha con mayorías más o menos claras (absolutas, o cercanas a ella) todo era sencillo decidía uno (y ha pasado tanto con PSOE como con PP) y los demás comparecían como meras comparsas. Pero el escenario ha cambiado: hacen falta acuerdos, son necesarias coaliciones y creo que más que en número (sin desdeñar que las suma es necesaria para investir presidente) en ideas, es necesario sentarse ante los grandes temas de este país y entre todos acordar y sumar. Ella, del ramo educativo me ponía el ejemplo de las leyes educativas ¿por qué nunca se ha sacado una Ley consensuada con vocación de permanencia? A partir de ahora, halla o no nuevas elecciones el panorama ha cambiado y los consensos van a ser más precisos que nunca, por el futuro (no de las formaciones políticas) y si de los españoles y para el progreso de este País.

ceAyer con ese calificado “hecho histórico” espero que los partidos al menos hayan sacado una lección: hay que sumar para salir adelante, hay que pensar en clave de País y no en clave de sillón ególatra. Histórico fue cuando representantes de lo más diverso se juntaron para sacar adelante nuestra Carta Magna sin importar pelajes políticos y con un objetivo común LOGRARLO. En este 2016 tengo esa esperanza, que con el paso de los días todos caigan del guindo y entre todos se colabore en construir este nuevo presente colaborativo con una única finalidad el progreso de España.

                    Si nuestros actuales parlamentarios no son capaces de verlo me temo, que acudiendo a unas nuevas elecciones nos podemos encontrar con un varapalo por parte de la ciudadanía, y con un bloqueo nada bueno para la Democracia como mayúsculas. Pedimos por tanto generosidad vs egoísmos; ideas vs puestos; altura de miras vs bajura de problemas. Esto realmente será histórico porque de lo contrario estaremos nuevamente ante otro día “histriónico” o como lo define como exageración propia de un actor teatral, y aunque le moleste al diputado Cantó por ser su profesión no estamos para teatralidad ni ficciones, y si para realidades, pactos y soluciones. Cada vez tengo más claro que si se quiere, no solo se puede, sino que se debe, y que aún con diferencias podemos encontrar lo que nos une. Porque creo que todos queremos estar orgullosos de nuestros representantes, investidos de felicidad porque hayan sido capaces de desbloquear el futuro de este nuestro gran País España.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *