CRISIS DE FE. COMENCEMOS A CAMINAR.

Fe-bisHay momentos en esta vida que caes en lo que todos conocemos como “crisis”. He de reconocer que atravieso por uno de esos momentos en que tengo una crisis de fe, y la fe no es necesaria o únicamente religiosa, y de hecho el mismo diccionario de la Real Academia Española de la Lengua le da hasta 9 acepciones, en las que todas subyace la idea de “creer en algo” (creencia, certeza, palabra, etc). Claro que podemos afrontarla de varias formas: o nos dejamos ir, o nos planteamos por qué, o unido a esto último hacemos algo. Decía el poeta, uno de los grandes, Antonio Machado que “caminante no hay camino, se hace camino al andar…” y la verdad es que el sevillano tenía razón. Quedarse quieto no es la solución, dejar que otros asuman por si solos la responsabilidades es una de las opciones quedando al albur de lo que estos realicen pero la que las personas comprometidas queremos es asumir un papel en esa transformación, hacer camino en definitiva, calzarse tus problemas y caminar en busca de soluciones. Es lo menos cómodo, e incluso lo más difícil, pero entiendo que a la larga lo más gratificante. ¿Hay algo mejor que ser actor de la transformación que mero espectador? Creo que es la pregunta que deberíamos hacernos todos, desde luego mi respuesta es clara SI.

          Principios, valores, centralidad, ayuda, solidaridad, libertad, limpieza, ética, educación…y así podríamos seguir con conceptos, más o menos grandilocuentes que nos conducen a adoptar una determinada manera de vivir. Los cimientos de nuestra sociedad deben ser reforzados, porque solo reforzándolos se reforzará la democracia, y sin olvidar el pasado (nuestra historia) y viviendo el presente conquistaremos el futuro, para nosotros y nuestros descendientes. Porque como decía Machado todo pasa y todo queda, y lo nuestro es pasar, pero podemos pasar dejando huella, o que el tiempo pase por nosotros sin pena ni gloria. Y como dice también hay que volver la vista atrás para aprender de aquellos errores que cometimos en esa senda que “no debemos volver a pisar”. Es complicado, pero no imposible. Debemos analizar las problemáticas que nos acucian y entre todos buscar las soluciones, las reformas, las mejores actuaciones para salir adelante. Se hace desde la política, desde los partidos, pero también desde nuestra individualidad, de nuestra actuación en la sociedad en la que vivimos. Cada vez que escucho en la calle o en los medios de comunicación hablar de la “sociedad civil” como algo distinto de los políticos me preocupa, y lo hace porque yo como abogado y político no me considero ajeno a esa sociedad civil, sino miembro de la misma. Pero hay que buscar en organizaciones al margen de los partidos ideas, propuestas, zapatillas para acometer el futuro.

          Por eso me gustaría recomendar la plataforma de movilización ciudadana PRINCIPIOS Plataforma Principios, que busca desde la “sociedad civil” encontrar la senda para continuar el camino del poeta, que es el camino de nuestras vidas. Para ello hacen 10 propuestas muy claras, firmes, y que tienen un gran valor para mejorar nuestra sociedad y para conquistar un futuro más feliz, entre las que destacaría algunas como: una verdadera separación de poderes reforzando el papel del poder judicial; reforma de la ley electoral para una mayor representatividad y control del gobierno; transparencia de los partidos políticos, sindicatos y demás organismos que reciban fondos públicos, establecer mecanismos efectivos contra la corrupción y el amiguismo, imponer la democracia interna en los partidos políticos y reformar su financiación; reforma de las administraciones públicas (con mayor incidencia en la local); un mayor liberalismo económico con reducción burocracia; promover una auténtica igualdad de oportunidades y evitar situaciones de marginalidad que se dan en nuestra sociedad; una educación libre al margen de ideologías y pensando en la ciudadanía no en el poder; evitar el descarte en la sociedad;  etc. Porque como decía el poeta hay que dar golpe a golpe, verso a verso.

          Desde la Plataforma Principios se ha comenzado a caminar y a escribir esos versos para ello se ha iniciado un apoyo a los procesos de primarias por una profundización de la democracia en las organizaciones políticas con el compromiso por las primarias COMPROMISO PRIMARIAS, hay que pasar de la dedocracia a la democracia, de las elecciones en que los candidatos sean elegidos por una determinada persona, a que sean elegidos de entre los afiliados o simpatizantes de forma democrática, porque esa dedocracia en los partidos políticos tiene consecuencias nefastas que acaban dañando el sistema democrático en su raíz: falta de transparencia, falta de receptividad por parte de los políticos, desprestigio de los Parlamentos y en resumen perjuicio para los ciudadanos y el propio sistema.

          Para recuperar la fe, de la que hablaba al principio lo primero es no resignarse, alzar la voz, participar y pensar por el camino mientras caminas. Estoy decidido a hacerlo con el único objetivo de recuperar esa fe y de paso participar en la transformación del camino, el camino que te conduzca a la verdad. ¿y Tú, emprendes el camino?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *