FELIZ DÍA DE LA CONSTITUCIÓN Y LARGA VIDA.

cropped-pegatina-referendum-constitucion-1978-jpgvoto.jpgFue un 6 de diciembre, pero de hace solo 38 años, cuando los españoles nos dirigimos a las urnas a fin de refrendar lo que es nuestro marco de convivencia, nuestra Ley de leyes, el reflejo de la esperanza de miles de españoles que quisieron definitivamente dejar atrás un periodo de falta de libertades y de democracia, para de esta manera poner a los españoles en el vórtice de un sistema, que con sus luces y sombras nos ha servido con eficacia. Más de un 87% de síes con una participación cercana al 60% (alta para un país en el que no se existía costumbre de votar), ha traído un periodo de estabilidad política, social y económica; de progreso y transformación de una España que solo 3 años atrás en 1975 abrazaba un cambio de régimen, de una dictadura al embrión democrático.

           Desde hace pocos años son muchas las voces que cada día más altisonantemente piden su cambio, aunque de esas abundantes voces, pocas son las que dicen qué, para qué, cómo y cuándo cambiar. El simple argumento de no la hemos votado, per se no puede ser invalidante de un sistema, no puedes someter la estructura de la Nación a constante revisión, porque dónde poner el límite ¿cada hornada de mayores de edad? ¿cada 2, 3 o 4 hornadas de ellos? Por edad no voté la Carta Magna, de hecho, tenía 9 años, pero me siento plenamente representado por ella, identificado por ella y quiero pelear por ella. Los valores que representa, los principios que la inspiran son más que palabras, constituyen nuestra esencia. Libertad, igualdad, solidaridad, Estado de Derecho, indisolubilidad de la Nación española, comunidades autónomas, Derechos Fundamentales. El Preámbulo de la misma resume muy bien lo que se dio en 1978 y lo que entiendo aun sigue vigente: “La Nación española, deseando establecer la justicia, la libertad y la seguridad y promover el bien de cuantos la integran, en uso de su soberanía, proclama su voluntad de: Garantizar la convivencia democrática dentro de la Constitución y de las Leyes conforme a un orden económico y social justo. Consolidar un Estado de Derecho que asegure el imperio de la ley como expresión de la voluntad popular. Proteger a todos los españoles y pueblos de España en el ejercicio de los derechos humanos, sus culturas y tradiciones, lenguas e instituciones. Promover el progreso de la cultura y de la economía para asegurar a todos una digna calidad de vida. Establecer una sociedad democrática avanzada, y Colaborar en el fortalecimiento de unas relaciones pacíficas y de eficaz cooperación entre todos los pueblos de la Tierra.”

constitucionHay debemos trabajar: en desarrollarla, y mejorarla, no en destruirla, solo preservando su esencia, desarrollando como la propia Carta establece sus derechos y corrigiendo lo que no funciona seremos capaces de seguir conquistando nuestro futuro. Con 38 años aún se es suficientemente joven, pero a la vez se van teniendo perspectivas de las cosas, y la Constitución no lo es menos. Una cosa es adaptar o reformar, otra transformar y una muy distinta romper. Se debe trabajar en adaptarla o reformarla a nuevas realidades que no se daban en el año 1978, y pongo 3 ejemplos: en aquel momento era una ensoñación a donde llegaría el desarrollo de las comunidades autónomas, pero hoy en día es un proceso cerrado, por ello quizá sería bueno introducir la denominación de las 17 Comunidades sin modificar claro es la esencia de la Nación: así el artículo 2 debiera quedar redactado así “La Constitución se fundamenta en la indisoluble unidad de la Nación española, patria común e indivisible de todos los españoles, y reconoce y garantiza el derecho a la autonomía de las COMUNIDADES AUTÓNOMAS (ANTES: nacionalidades y regiones) que la integran y la solidaridad entre todas ellas.” En un apartado 2 ex novo se podría introducir cuales son las Comunidades; otro ejemplo sería el de hacer desaparecer las Diputaciones que en el año 1978 tenían una tradición y funcionalidad en España que quizá con el desarrollo de las CCAA ha quedado difuminado y que perfectamente puede quedar subsumido por ellas; un tercer ejemplo debería ser hacer desaparecer del texto constitucional la posibilidad de que el País Vasco anexione Navarra, pues cerrado el estado autonómico esta posibilidad debería decaer. Cosas como estas o similares entrarían dentro de lo que es reformarla, que por propia definición exige el mantenimiento de la estructura general que tanto progreso nos ha dado.

constitucionFrente a quienes postulan una adaptación o reforma, están los otros, en este caso encabezados por el PSOE que lo que pretenden es transformarla, lo cual implica que deje de tener la esencia que le es propia para convertirse en otra cosa: así proponen la transformación de España en un estado federal con un sistema de nación de naciones, que para nada se corresponde con nuestra tradición e historia. Y por último están los que quieren romperla, los que buscan otro arquetipo, otra definición y concepción de España, unos que sin ganar elecciones, con solo 45 diputados, a los que hay que sumar las conocidas como confluencias con sus propios grupos y opiniones (G.P. CONFEDERAL DE UNIDOS PODEMOS-EN COMÚ PODEM-EN MAREA con 67 diputados), pretenden imponer su modelo al resto, rompiendo con lo que ha significado el año 1978 e imponiendo un nuevo proceso constituyente, se llama ruptura, y España no está para experimentos de laboratorio estudiantil como pretenden estos señores.

        Por ello adaptación o reforma sí, pero no es momento para transformaciones y mucho menos para rupturas. De hecho, con la primera continuaría siendo la Constitución del 78, pero con las otras sería algo diferente. Feliz cumpleaños Constitución Española de 1978, que cumplas mucho más, que tengamos pues muchos 6 de diciembre para recordar de dónde venimos, de que régimen a que sistema pasamos, que trabajemos en el futuro con respeto de los derechos constitucionales y de la Nación española que integran Andalucía, Baleares, Canarias, Cantabria, Cataluña, Galicia, La Rioja, Navarra y País Vasco, Aragón, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Comunidad Valenciana, Extremadura, Comunidad de Madrid, Región de Murcia, Principado de Asturias y las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla; ah y de paso que todos lo veamos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *