HEMOS SIDO, Y SOMOS, LA ENVIDIA DE MUCHOS.

vigoindustrialParafraseando a Hobbes “el vigués es un lobo para el vigués”. Pero es que Caballero (pese a quien le pese) nos lleva a un mayor aislamiento. Lo suyo no es pelear por Vigo ni para Vigo (otros políticos de la ciudad tampoco) sino que solo pelean porque cada 4 añitos hay que mantener el silloncito por otro periodo electoral convirtiéndose en profesionales (o mercenarios) de la política. Se han cometido muchos errores: urbanísticos, de emplazamiento de estructuras y de poca pelea donde corresponde de lo que Vigo debe suponer.

      En 1843 el escritor George Borrow (conocido por Jorgito el inglés) quedó impresionado de nuestra ciudad, y nos deja quedar muy bien en su obra, en el siglo XIX «The Bible in Spain…». Un relato de su visita al país en 1843, en el dedica un capítulo al viaje que le lleva de Padrón a Vigo. Llamativo es el episodio que cuenta de Pontevedra, desde donde quisieron evitar que continuase hasta Vigo. Poco caso hizo Borrow a la recomendación de finalizar en el Lerez su periplo y escribe: «Well may the people of Pontevedra envy the natives of Vigo their bay, with which, in many respects, none other in the world can compare». (Traducido algo así como: «Bien puede el pueblo de Pontevedra envidiar a los nativos de Vigo y su bahía, ya que, en muchos aspectos, no hay otro en el mundo con la que se pueda comparar»). También Julio Verne nos visitó y retrato en su diario, haciéndonos parte de sus relatos. No ser capital de provincia nos ha limitado, pero no debemos resignarnos, no debemos caer en la auto lamentación, y si pelear por lo que debe ser un Vigo del siglo XXI: una ciudad creciendo, moderna, cosmopolita, que ponga en Galicia población y riqueza, una ciudad abierta al Atlántico, no somos una isla, ni una aldea gala. Somos capital del Área Metropolitana de Vigo, un Área de más de medio millón de habitantes, que debería ser germen de algo mayor, pero ¿qué ha sucedido? Que Caballero no se presentó a la sesión constitutiva (ni él ni ningún concejal socialista) porque quería ser presidente a toda costa, por cierto yo también creo que debería serlo, pero le sale más rentable vender que el PP quería que la alcaldesa de Mos lo fuese y no hace lo que sería más lógico: ir proponerse o que lo propongan como candidato a la presidencia del Área y que el PP demostrase si era cierto lo que decía en la prensa de que le dejarían serlo. Optó por la vía electoral, la del enfrentamiento y el perjuicio a la ciudad y su desarrollo. Una pena.

     También con el Norte de Portugal formamos una gran conurbación entorno a la Eurorregión Galicia-Norte de Portugal. Vigo es, junto con Oporto, capital de una eurorregión de seis millones de habitantes, con organismos propios que mantienen una presencia y peso notable tanto en el ámbito de actuación de los Ejecutivos nacionales de España y Portugal, como en la propia Unión Europea. Prueba de ello es la existencia y actividad de la AECT o del Eixo Atlántico.

      Debemos pensar en clave de futuro, caminamos hacía el año 2020, pasará el tiempo volando, y corremos el riesgo de quedarnos anquilosados en el siglo XIX aquel en que nos visitaban Borrow o Verne. Yo me revelo contra ello, renovemos esta ciudad, tomemos los vigueses conciencia de nuestro destino e influyamos decisivamente en que Vigo tenga su propio proyecto, y en todo caso se mire en ejemplos de ciudades como Bilbao, Porto, Valencia o Sevilla, no en el sucio agujero del ombligo de su regidor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *