QUE OTEGUI NO NOS TOME EL PELO

Los españoles debemos reclamar, aún con la tregua en la antesala del despacho de Zapatero en la Moncloa, respeto, respeto por el cumplimiento de la ley, por ende con la legalidad, respeto con la actuación de los jueces, y por tanto ser escrupulosos en la defensa de su independencia.
Actos como el del día de ayer con Otegui encabezando una manifestación promovida por los mismos pero con otro nombre, a la que asistieron los mismos sin disimulo, no es más que una burla, un desafío al Estado de Derecho, el cual debe emplear todos los medios a su alcance para que este tipo de chanza no quede sin respuesta, pues sólo así la ciudadanía en general se verá no sólo defendida por las Instituciones del Estado si no respetada por éstas. Por ello estamos en nuestra obligación, como ciudadanos de a pie, de exigir que el Fiscal General del Estado ordene a los fiscales que persigan mediante el ejercicio de las oportunas acciones judiciales este tipo de actuaciones, pues no es lógico que un personaje con dos libertades bajo fianza como tiene el Sr. Otegui, con condenas pendientes o recurridas, con un juicio como el de hoy en el que se le acusa de un delito de enaltecimiento del terrorismo en relación con el homenaje al etarra José Miguel Beñarán, Argala, celebrado en 2003 en Arrigorriaga (Vizcaya), no es lógico que ande suelto por la calle .
¿O es qué acaso un proceso de paz que se sabe de donde viene (de las negociaciones del PSOE y ETA) pero no se sabe como y a donde va, justifican mirar hacia otro lado? Sinceramente pienso que no.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *