SANTI, ABEL………. ESTAIS NOMINADOS. DECIDIRÁ EL PÚBLICO

Estamos ya cerca de nuevamente acudir a ejercitar la más importante expresión democrática, votar en unas elecciones, y de nuevo nos vamos a encontrar en mi ciudad, Vigo, con dos frentes diferenciados, o mejor dicho con dos opciones claras: que se obtenga por parte del Partido Popular una mayoría suficiente para gobernar, y que Corina Porro repita como Alcaldesa; o bien enfrentarnos a la fórmula que, de manera tan desastrosa para los intereses de Galicia, se está sufriendo desde la Xunta con un bigobierno nacionalista –socialista.
Y lo cierto, es que por un lado el PP de Vigo representa, con Corina a la cabeza, a un proyecto serio, que ha demostrado iniciativa y hechos en la acción de gobierno de esta ciudad, que tan necesitada ha estado de un liderazgo, y de la que por fin alguien no sólo se ha ocupado, si no que se ha preocupado.
Frente a esta opción nos encontramos con los “hombres anuncio”. Por un lado D. Santiago, o mejor dicho Santi como se autoproclama, renunciando al “ago, el cual desde hace unos días nos machaca literalmente con toda una serie de cuñas radiofónicas, y anuncio televisivo incluido, con lo que proyectar su imagen y página web, como aspirante a segundón (o tercero de no salirle bien la propaganda).
Y en tercer lugar, como aspirante a tercerón o segundón, dependiendo del caso, nos encontramos con él, con Ave-l, o Abel para los íntimos, que utiliza la publicidad para manipular a la ciudadanía como si del propio Cesar se tratase, en este caso no Ave Cesar como se decía en tiempo de Roma, si no Ave-el el de los Trenes, unos trenes muy especiales, unos trenes imaginados y queridos por todos, que el se apresura a dar como conseguidos, nada más y nada menos que con una página enterita a todo color en la prensa, cuando ni siquiera una línea de los mismos, en lo que la conexión Sur se refiere, ha aparecido en el BOE, ¿es o no es manipular?. No, no lo es, es mentir, engañar y faltar a su propia palabra, ¿por qué? Porque prometió irse, y no se ha ido, porque empeño incluso su cargo si no se fijaban plazos, y esos no se fijan sólo se prometen, que es bastante diferente, y lo cierto de todo es que el AVE no llega, y el hombre anuncio se anuncia más.
Va a ser interesante ver como los de los anuncios se anuncian aún más, y como al final el segundo será segundo y el tercero……el tercero seguramente se acabará yendo para su casa, y lo cierto es que ni Santi ni Abel son un producto, como decía el crítico televisivo en un conocido concurso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *